Pueblo indígena
Familia lingüística

Chapra

El pueblo chapra, también conocido como shapra, ha sido relacionado con el pueblo kandozi debido a que tienen una historia común y a que tradicionalmente se han ubicado en la misma zona geográfica. Tradicionalmente, este pueblo se ha ubicado en las cuencas de los ríos Sicuanga y Pushaga, tributarios del río Morona.

Si bien su lengua pertenece a la familia lingüística del mismo nombre, este pueblo ha sido muy vinculado con los pueblos cuya lengua pertenece a la familia Jíbaro.

El pueblo chapra vive principalmente en los distritos de Morona y Pastaza, en la provincia de Datem del Marañón, en el departamento de Loreto. Según datos obtenidos por el Ministerio de Cultura, la población de las comunidades del pueblo chapra se estima en 520 personas.

Historia

La información bibliográfica sobre el pueblo chapra hace referencia principalmente a grupos de población indígena denominada murato, maynas y kandozi-chapra, y al área geográfica que tradicionalmente habrían ocupado. Los españoles habrían tenido un encuentro con los antepasados de los pueblos chapra y kandozi durante el siglo XVII, en la época en que fundaron la ciudad de Borja, cerca del pongo de Manseriche (Surrallés 2007).

El explorador y militar español Diego Vaca de la Vega habría informado el área geográfica en mención como la zona ocupada por los indígenas “maynas”, término que se habría generalizado para denominar a una serie de sub-grupos, entre los que se encontraban los antepasados de los chapra y los kandozi. Vaca de la Vega establecería encomiendas a lo largo de dicha zona en las que se produjeron una serie de revueltas indígenas. Ante dicho escenario, la represalia militar no se hizo esperar, siendo uno de los resultados el establecimiento de misiones jesuitas para evangelizar a los indígenas, y su extensión hacia la provincia Maynas (AIDESEP et al. 2000).

De acuerdo con Surrallés (2007), la época del caucho no afectó fuertemente al pueblo kandozi, quienes compartían el área de ocupación geográfica con los chapra. Según este autor, los indígenas rechazaron la presencia de los patrones y realizaron ellos mismos las actividades de extracción, intercambiando dicho producto por herramientas de metal. Estos contactos produjeron una epidemia que en el año 1940 acabó con la vida de cientos de ellos (Chirif y Mora 1977). Una década después empezarían a llegar lingüistas del Instituto Lingüístico de Verano a esta zona del país (Surrallés 2007).

Instituciones sociales, económicas y políticas

La Dirección de Consulta Previa del Ministerio de Cultura realizó en el año 2015 un trabajo de campo para la identificación de pueblos indígenas en comunidades del pueblo chapra. A partir de este trabajo, se obtuvo información sobre población auto identificada como chapra, que reivindica una cultura propia, distinta de la del pueblo kandozi, al que han sido estrechamente vinculados (MINCU 2015).

A partir de dicho trabajo de campo, se conoce, por ejemplo, que la poliginia (la posibilidad de que un hombre tenga por esposa a más de una mujer) es un patrón cultural que se practica hoy en día, en algunas comunidades chapra. Según las personas entrevistadas en estas comunidades, esta situación es permisible solo cuando el varón tiene la capacidad para mantener a una numerosa familia. En ese sentido, los hombres con más de una esposa deben contar con mayores recursos para mantener a su familia (MINCU 2015).

Por otro lado, una tradición que aún mantiene vigencia es el patrón de residencia matrilocal, el cual establece que el varón, al contraer matrimonio, debe desplazarse a la comunidad y/o hogar de la familia de la madre de la esposa. Así, los nuevos matrimonios deben establecerse en el lugar donde viven los padres de las esposas. De acuerdo con las personas entrevistadas, este patrón cultural constituiría una manera de asegurarse que el esposo de un buen trato a su esposa (MINCU 2015).

Entre las actividades económicas de los chapra se encuentran la agricultura y la ganadería. La mayor parte de la producción agrícola es destinada al consumo interno, mientras que la ganadería es una actividad realizada exclusivamente con fines comerciales. Los productos agrícolas que tradicionalmente se consumen son la yuca, el arroz, el maíz, el plátano, el camote, la cocona, la caña, entre otros.

Otras actividades económicas de autoconsumo son la caza y la pesca. Una parte importante de los entrevistados en las comunidades chapra resaltó la importancia de la caza en la alimentación y en la economía familiar. No obstante, los entrevistados señalaron también que cada vez hay menos disponibilidad de presas de caza, por lo que la población se ve forzada a caminar cada vez más horas para llegar a lugares donde se den las condiciones para conseguir animales silvestres.

Bibliografía

AIDESEP, FORMABIAP, FUNDACIÓN TELEFÓNICA
2000
El ojo verde. Cosmovisiones amazónicas. Lima: AIDESEP, FORMABIAP, Fundación Telefónica.
CHIRIF, Alberto y Carlos MORA
1977
Atlas de comunidades nativas. Lima: Sistema Nacional de Apoyo a la Movilización Social (SINAMOS).
MINISTERIO DE CULTURA (MINCU)
2015
Información recolectada en campo por la Dirección de Consulta Previa del Viceministerio de Interculturalidad, 2015.
SURRALLÉS, Alex
2007
“Los candoshi”. En: SANTOS GRANERO, Fernando y Frederica BARCLAY (editores). Guía etnográfica de la Alta Amazonía. Volumen VI. Lima: IFEA, Smithsonian Tropical Research Institute, pp. 243-380.